Historia de amor sin final feliz

Hola soy Fran LA HISTORIA DE AMOR SIN FINAL FELIZ Todo comenzó este año, 2015, marzo para ser exacta, yo cursaba segundo año de mi carrera y todo estaba como siempre, yo trabajando para mis entregas, ya que estudio una carrera artística. Soy una mujer de 21 años que iba en segundo, como ya dije, pero con un ramo o asignatura de primer año. Es por esa razón que tenía que conversar bastante con los alumnos de primer año; por esta razón un día tomé mi celular y le hablé a un chico de primero para decirle algo sobre ese ramo, pero por cosas de la vida seguimos hablando y le comenté que ese mismo día sábado, yo iba a ir a un concierto libre que habría en la ciudad, el se entusiasmó y también quería ir y habló con un amigo mío, ya que quizás habían hablado más ellos dos que yo con este muchacho. Este muchacho se llama Nicolás.

Esa noche lo saludé y más bien lo conocí, porque como era la primera semana de clases aún no sabía quien era quien. Esa noche, la verdad ni hablamos, yo estaba en lo mío y el en lo suyo. Ya cuando llegó a su casa y tenía internet me habló y me contó un poco de lo que hizo cuando terminó el concierto y ya me dijo que estaba aburrido en su casa solo, que quería salir y bueno yo le dije que si quería podía venir a mi departamento; pues vivía sola. Cuando llegó hablamos mucho, fue bastante agradable hablar con el, me cayó súper. Era día domingo y yo los lunes no tenía clases, no así el, yo tenía planeado dibujar para mi entrega del día martes y el también, así que como a las 11 de la noche de ese día domingo salimos en busca de algún lugar para comprar algo para tomar.

Caminábamos a la deriva pues no hay muchas cosas abiertas los días domingos, pero en fin encontramos un boliche en una esquina y compramos. Al llegar al departamento nos pusimos a tomar mientras dibujábamos… claramente no duró mucho el trabajo, el se para y apaga la luz, me dice que bailemos, y yo ya muy ebria lo tiré al sillón para decirle que voy directo al grano. La verdad cuando recuerdo todo esto me pregunto cómo saqué toda mi personalidad de actriz en ese momento; pero en fin una cosa llevó a la otra y del living terminamos en mi pieza y para ser más exacta, en mi cama. Estaba demasiado ebria, supongo que aún no recuerdo todo con claridad, sólo sé que Nicolás se fue para su clase de las 8 am y yo me quedé muerta en mi cama.

Ese día yo salí a la costanera a dibujar con unas amigas y Nicolás me hablaba normal pidiendo fotos del lugar para poder dibujar y yo bueno, no lo tomé mucho en cuenta, además que se auto invitaba a mi departamento. Este episodio se lo conté a una amiga, quien comenzó a psicopatear su facebook,cuando de repente me grita y dice \”¡Amiga está pololeando!\” osea, que el tenía novia, me sentí mal por ella y pensé que el era una mierda de persona, además ni me lo comentó. El viernes de esa semana era la fiesta de bienvenida para los alumnos nuevos, yo como soy muy amiga de la fiesta ya tenía mi entrada comprada lista, sólo quería pasarlo bien, ya que después mi última relación quedé muy mal. El jueves de esa semana Nicolás me hablaba y hablaba en la tarde de si podía ir a mi departamento y yo le decía que no, que estaba ocupada, pero insistió demasiado y yo acepté, pero que no iba a pasar nada. Cuando llegó estaba un poco ebrio, sólo un poco, había tomado un par de cervezas, pero aún así vino de manera sexual hacia mi, la cual yo rechacé bastantes veces hasta que terminamos teniendo sexo nuevamente.

La verdad me gustaba eso, tener sexo por tener, por placer, pero yo no quería tener sexo ni con un chico menor ni de la misma facultad, porque las noticias vuelan y si que tuve razón. Al día siguiente de este encuentro era la fiesta y yo muy feliz iba con mis amigos y ya iba tomando en el bus, quería que fuera una gran noche, un gran momento para pasar con amigos y una buena instancia para incluir a los de primer año. A todo esto, yo había estado hablando con un chico de primer año que era bastante guapo, desde que comenzó el año; la única diferencia con Nicolás es que este chico, Rodrigo, si me interesaba, creí que era diferente, no quería ninguna relación, pero si pasar un buen rato. Pero como dije antes \”las noticias vuelan\” Rodrigo va donde mi, estaba drogado y quizás ebrio y me dice que yo era una cualquiera, que había estado con Nicolás… a mi simplemente se me cayó el mundo, no sabía como reaccionar y me puse a llorar y fui a encarar a Nicolás, le dije muchas cosas, lo traté pésimo, pero este muchacho si que estaba alcoholizado, fue de los peores que quedó esa noche, yo también estaba mal, estaba en ese momento con doble personalidad que me va a veces, entonces, si bien tenía rabia con el, igual le hice cariño cuando estaba apoyando en una mesa.

La verdad no me acuerdo mucho de esa noche, lo que si sé es que el bus de regreso, nos dejaba en la Universidad, después teníamos que irnos a algún lugar. Mi amigo que también en ese tiempo era como amigo de Nico, puso su departamento para el \”after\”. En el momento que llegamos al departamento de mi amigo yo ya no recuerdo nada, cero, sólo recuerdo el momento en el que todos se iban, a eso de las 6 de la mañana. Yo desperté en el sillón al lado de este chico y me enojé y sólo me quería ir, quería irme a mi departamento, ni idea como me iba a ir, seguía ebria. En ese momento mi amigo me detiene y me dice que no me vaya, que me prestaba su cama para que durmiera junto a Nicolás. Estaba harta de el, pero acepté, sólo quería una cama. El obviamente se quería pasar de listo conmigo y yo le dije que si quería manosearme, lo hiciera, pero que no íbamos a tener sexo y fueron horas tranquilas de sueño. Lo malo es que yo tenía que ir temprano a recibir a un señor en mi departamento, ya que tenía que instalar el wifi, así que al despertar, miré al sujeto que estaba a mi lado y me enojé nuevamente, me mojé la cara y me fui. Ese día yo estaba decidida a no involucrarme más con este chico, ya que me había traído puros problemas, pero ese mismo día en la tarde me manda un mensaje y me regaña por no haberme despedido, como la niña orgullosa que soy, le dejé el \”visto\”, y así siguió preguntando si estaba enojada y por qué; claro no se debe ni acordar de todo el escándalo de esa noche; en fin decidí no hablarle, tampoco sentía la necesidad, porque no me atraía ni nada.

A la semana siguiente había un viaje programado para los de la asignatura que yo tenía con el y me pide conversar, yo bueno, le dije que está bien, pero yo esperaba que el se acercara a mi, lógico y no lo hizo, el viaje era de todo un fin de semana, por la que la última noche en el lugar yo estaba ebria y drogada y le dije hablemos ahora, o no? y dice si claro, al final quedamos bien, como amigos, nada más, en ese momento el me incita a

bailar con otro chico, (ya sé que era un viaje por la universidad, pero en la noche nosotros hacíamos nuestras fiestas en la fogata) resulta que terminé dándole un beso a ese chico frente a Nico, pero la verdad no me importó. Ya volviendo a la ciudad y todo normal, me comenta que el tiene novia y yo me hice la desentendida, me dice que están pésimo, que ella no lo deja terminar y no sabe como no hacerle daño, pero que en el fondo no están juntos, que no se ven desde que entró a la Universidad; con esto quiero decir que Nicolás pasó a ser mi amigo con ventaja, pero la verdad es que el siempre estaba a mi lado, apenas salíamos de la U estaba conmigo, pasábamos las noches juntos y yo no lo soportaba, no soportaba que después de tener relaciones el me abrazara, yo de verdad no podía, me costaba mucho compartir mi cama con el y con cualquier otro, porque era mi espacio y mi momento a solas. A mi me gusta mucho socializar y a la vez valoro mucho el tiempo a solas conmigo misma y el me había quitado eso.

Pero como yo soy una mujer bastante directa, cuando ya no lo aguantaba más lo echaba de mi departamento, me daba igual donde se fuera (vive a 1 hora de mi), yo quería mi espacio. Con el tiempo sentía que el se hacía indispensable para mi, porque era bueno, me ayudaba a muchas cosas y yo aún así lo basureaba, sentí que no era correcto enamorarme de el y aunque no sentía mucho de amor igual quise evitar cualquier cosa, por la que a parte de el tenía sexo con otros, como para no tomarle peso a lo que tenía con Nico. Incluso el sabía y pensé que no le importaba, hasta que un día se enteró que yo estuve con mi ex novio, sí, el mismo que me hizo daño y el mismo por el cual yo no quería tener nada serio con nadie. Fue ahí cuando noté que a el yo si le importaba, porque cuando supo se puso a llorar, de que no había confianza entre los dos, yo la verdad estaba pálida, no entendía por qué le importaba tanto. Ya con los días nos arreglamos, le pedí un intento de perdón, ya que sentía que no era necesario, pero no lo quería perder. Habían muchas veces en las que tomábamos los dos en el dpto y luego nos daba hambre y salíamos a buscar comida, en una de esas oportunidades, la calentura nos ganó y terminamos tirando en el ascensor de mi departamento, una experiencia única, aunque eran las 3 de la mañana y los dos ebrios. Todos mis amigos y sus amigos sospechaban que nosotros teníamos algo porque llegábamos juntos en la mañana o porque el se acercaba a mi y yo lo rechazaba duramente en la facultad, cosa que no me vieran con el ni nada, pero todo nos jugaba en contra, porque después de la universidad muchas veces nos veían juntos almorzando o caminando por ahí.

Mis amigas me preguntaba si yo sentía algo por el y yo no nada, solo tiramos (tener sexo), nada más. Me decían que alguien como el no me podía gustar y yo les daba la razón. Ese mismo fin de semana se me ocurrió hacer una previa para una fiesta y no quise excluir a Nicolás, no lo vi necesario, estábamos muy ebrios y drogados cuando llegamos a la discoteque y nuevamente yo no le di mayor importancia a el, no lo tomaba en cuenta, yo estaba feliz tomando y con mi otra mano sostenía un micrófono porque estaba cantando en el karaoke. También bailaba, y ese fue mi error, ir donde un amigo mío a bailarle provocativamente y el al lado mío mirando. De repente me susurra al oído que no me queje luego y fue un error también porque este amigo al que le bailaba le gustaba a dos amigas mías, que enojadas por lo que hice fueron donde Nico a bailarle, en ese momento el mundo se me cayó y me hizo aterrizar mis pies sobre la tierra, o tal vez me hizo volar a mi corazón. ¿Qué había pasado? Me había dado cuenta que sí, que me gustaba el, pero cómo, tal vez por lo tierno que es y lo caballero, no sabía que hacer, me encontraba en estado etílico pensando en lo que acababa de pasar por mi mente, lloré, si lloré, después de haber estado horas cantando y bailando.

Me senté en un sillón que había ahí al lado cuando veo que se me acerca él, muy preocupado de lo que pasaba y me toma y me lleva afuera de la disco. Yo estaba destrozada le lloré le dije que no podía seguir con esto, que se alejara de mi, que a mi el me gustaba, que no pude seguir lo que yo había dicho al inicio de esta amistad con ventaja, a lo que el responde que también siente lo mismo, pero que ese lugar era peligroso y que nos vayamos al departamento. Dormimos juntos como siempre pero al despertar sentía tanta vergüenza de lo que había pasado, de todo lo que había confesado. Fue como haberme cegado frente todo, nunca quise aceptarlo, pero sí me terminó gustando el. En ese momento como que empezamos a tener algo, empezamos a ir al cine, aunque esa primera vez en el cine fue un desastre, nos quedamos dormidos, uno sobre otro, pero bueno, de a poco fui dejando que mis sentimientos fluyan y fueron creciendo muy rápido, comenzamos a crear algo hermoso, era un vida juntos, vida de convivientes.

Claro, como no todo es perfecto, en mi departamento se comentaba mucho de que un chico se quedaba todas las noches, etc rumores que llegaron a oídos de mis padres, quienes me detuvieron, me sacaron de la universidad, me hicieron dejar el departamento y todo ya finalizando el semestre; para mí fue algo terrible porque aprecio mucho mi carrera, mi universidad, mis amigos y a Nicolás, aunque no fue tanto lo de el lo que me afectó, sino tener que regresar a mi ciudad, donde simplemente dejé a todas las amistades a un lado. En la fiesta final de semestre, yo ya estaba en mi ciudad y mi chico, va a la fiesta, me dice que se portará bien y cosas por el estilo, se portó tan bien que el pobre ahogó sus penas en alcohol y me lloraba, decía que me extrañaba, que me quería demasiado y cosas así. La distancia iba a mantenernos lejos algunos meses, de agosto a diciembre, pero igual yo viajaba y el también cuando podía; pero aquí la historia toma un rumbo completamente diferente, se aleja del final feliz que pensé que tendría; el comienza a ser indeferente conmigo, al parecer su amor se iba desvaneciendo y el mío iba creciendo, tanto que comencé a quererlo más cuando estaba lejos que cuando estábamos juntos, comencé a valorarlo después, pero yo a el lo adoraba de una manera que quizás nunca lo había hecho. La gente comentaba mucho nuestra relación, de que no parecíamos estar juntos, que el decía cosas y que me usó, la verdad son cosas bastante duras.

Llegó el mes de octubre, mes donde ambos tenemos cumpleaños y si bien no hablábamos mucho, los te quiero brillaban por su ausencia, el me llamó para el mío y todo bien, yo viaje ese día y nos vimos al día siguiente, fuimos a la playa y aunque el estuvo algo distante logramos tener una conexión bonita en el lugar, yo lo veo y me derrito ante el, lo abrazo y siento un amor inmenso, me río y siento que es por el. Fueron pasando las semanas y seguíamos en lo mismo, no podía recuperar su atención, por más que le daba su espacio, el comenzó a olvidarme. El día de su cumpleaños el no quiso hablar conmigo, prácticamente nada, al día siguiente me termina por mensaje mientras peleábamos, que estaba harto de la distancia, siendo que sólo falta un mes y unos días para que ese infierno termine. El mundo se me vino abajo y comencé a ver cosas que quizás antes no vi. Me surgieron muchas preguntas, tenía el corazón partido… en qué momento comencé a quererlo yo más que el a mí, así no era el juego. Realmente sentí que ahí ya lo había perdido todo. Ese mismo fin de semana yo viajé pero la verdad no quería verlo, quería estar con mis amigos y despejarme un poco, quería pasarlo bien; todo se fue a la mierda cuando me tome toda la botella sola, estaba llorando por el y sus amigos nuevos a mi lado, diciéndome quizás cuántas mentiras, que el si me quería, pero no podía con la distancia.

Yo entiendo lo de la distancia, pero no la entiendo, cuando queda la nada misma para que termine el año. Me sentía pésimo, la había cagado porque ellos le hablaron de mi celular a el, le mandaron grabaciones, por la que al día siguiente de la fiesta nos juntamos a hablar, yo sinceramente pensé que hablaríamos 15 minutos, de hecho le devolví algo de la ropa que yo tenía. Muchas de las cosas que el me dijo me hacían mierda, de que cómo reaccioné así si lo nuestro no era como AMOR, supongo que por el tiempo… lo encontré estúpido, cómo me dice que no era amor, con todas las veces que lloró por lo nuestro, yo no ando llorando por alguien que no quiero, me tiene que doler mucho, jamás olvidaré eso… Al parecer yo nunca alcancé a que el sintiera tanto amor. Que horrible, tenía mucho nervio, me sentía tonta estando ahí, hecha mierda por el, llegué 20 minutos antes del encuentro, así como nunca. Queríamos terminar en buena, porque partimos siendo amigos, yo quería todo con el, más bien, quiero todo con el, pero mis lágrimas no las merece, me siento usada, me siento no querida.

Después de estar en el parque hablando al rededor de 40 minutos, fuimos a comer algo, yo intenté aparentar que quería ser su amiga y bueno comimos algo y después nos fuimos al típico hostal que ibamos desde que me fui de la ciudad, quise re conquistarlo, quise que el recordara los buenos y hermosos momentos que tuvimos juntos, pero el insistía que no quería nada a distancia. No sé si será lo único que pasa por su mente, la distancia, a veces creo que hay alguien más y no sólo alguien nuevo, creo pensar que es su ex novia, ya que después de varios meses ella lo sigue llamando y quizás siguen hablando y quizás que otras cosas más. Ese día domingo pasamos la noche juntos y a las 00.00 de la noche su ex lo llama a su celular y le pregunto qué onda con ella, me dice que nada, me dice que ella lo ha estado llamando por un trabajo, etc, pero a las 00.00? es broma? me sentí pésimo, quería llorar, quería saber que estaba pasando… Dormimos juntos y el hablaba dormido más de lo normal, en una dice \”guagua te quiero\” yo me despierto con facilidad y lo escuché y mi corazón se estaba haciendo trizas por dentro, porque no entender lo que pasa es más difícil que me diga directamente que no me quiere ya. Al día siguiente despertamos y el no fue a su clase de la mañana, estuvimos juntos hasta las 11.30 am yo tenía bus a las 16.00, tomamos desayuno en el mall y en una me dice que en verdad me quiere mucho, que no quiere que piense lo contrario, más me confunde, no sé qué pensar, me tiene realmente mal, quería llorar…

También una de las últimas cosas que me dijo fue que le diera hasta final de año, para terminar bien el año; pero siento que eso sólo lo dice para que me calmara, no por algo que vaya a suceder… De aquí a fin de año, el me olvidará… De viaje de regreso, una mezcla de sentimientos, confusión, rabia, pena, cubrían toda mi mente. Estoy cansada, intento sacar lo bueno y lo malo, rogando que hayan errores en lo que mis amigos dicen. Por una parte siento miedo, miedo a no poder olvidarlo… es confuso. Tengo tantas dudas respecto a los sentimientos de el, me quiere sólo a mi? Por qué la llamada de su ex? Hablarán? O peor aún, se juntarán? O aún peor estarán intentando estar juntos? De solo pensarlo se me parte el corazón y eso que fui yo la ilusa que se involucró entremedio. Qué estará pasando por su mente en este momento? Tiene razón en algunas cosas que me dijo el domingo y a la vez no. Es todo tan confuso, si habría sabido que el amor era así, preferiría no volver a sentirlo, duele demasiado. Según el tengo problemas con el alcohol, no es cierto, sólo es parte de las estupideces que uno hace a los 20.

Pero, no lo había pensado, es hora de dejar de hacer estupideces, en ese sentido, ya que una mujer es indefensa cuando está ebria y yo lo fui muchas veces, es algo que ya me hartó, lo dejo, es algo que de verdad me trajo varios problemas con personas, con el y si no me intentaron detener en la fiesta, es porque saben que necesitaba ahogar mis penas en alcohol, es estúpido, pero lo quería hacer, estaba consciente de ello, pero es mejor pensar dos veces las cosas antes de hacerlo, tengo 21 años, pero me encanta aparentar menos, me encanta la inmadurez adolescente, pero eso me hace daño, mucho daño, a mi y a la gente que me rodea. A parte de eso estoy harta de la gente, que habla y habla, creo que tengo que dejarlos al margen de mi relación, que hoy ya no existe…

Es difícil porque cuando me decían cosas sobre Nicolás, me preguntaba por qué ellos inventarían eso, por qué lo harían con mala intención? No creo, que pasa si el que me miente es el? Hay tantas cosas raras en lo que hubo, que de repente comienzas a darte cuenta que no lo conoces de verdad, osea si, pero no más allá, por qué no me presenta a sus papás? Yo lo incluí en mi vida, por eso me duele tanto ahora, el jamás me incluyó… y eso que es algo normal, incluir a la persona que quieres… si viaja a otra ciudad cómo no importarle a los papás con qué clase de gente se está metiendo? Creo que es importante y es algo que recién pienso porque como siempre estuve jugando por ahí y por allá, entonces no sabía como funcionaban las cosas. Se supone que si a alguien le importas quiere que los papás lo conozcan, no? No soporto todas las dudas que tengo en mi cabeza ahora, cosas que no pude enfrentar al verlo; lo vi y simplemente el mundo se detuvo, intenté actuar normal, quise mostrarme bien, sin dolor, amiga si el quería, pero lo que el no sabe es que siento mucho aquí dentro. Algo que me está matando, algo que ojalá se pasara.

Tengo rabia, pena, pienso tantas cosas… El tiene razón en que tengo que valorar más las cosas, mi familia, de repente dejé de valorarlos y es algo que tengo que cambiar, al menos darme cuenta es el primer paso, tengo tanto dolor en mi pecho, porque sin querer me convertí en una mierda, en alguien egoísta que jugaba por su felicidad, felicidad que terminó siendo el.

Fuente : Historia de amor sin final feliz

Articulos relacionados

-Entre la Amante y el Hogar

Esta mujer no se ve...pero se siente, no està...en cambio estorba, es el picante en la vida de este hombre..., que el final busca lo de muchos, la combinacion de varios sentimientos entre lo sensual, sexy, misterioso, agradable, tierno; y eso solo lo da un solo lugar, EL HOGAR. N ...

-amor de verano

Hola soy Carol  Era una tarde de verano cuando yo lo conocí.Hay estaba el justo hay,justamente a mi lado no fue nada normal, creer en el amor a primera vista es una simple tontería para algunos pero para mi fue algo maravilloso fue como sentir que ya lo hubiera conocido fue como ...

-Mis latidos no tienen sentido sin ti

Hola soy Paula Os explicaría la historia larga pero me ocuparía muchas paginas y solo me quiero desahogar. Ayer corte con mi novio definitivamente, pero no porque no nos queramos, por lo menos yo, si no porque su hermana no quería que estuviera conmigo porque su mejor amiga esta ...

-AMOR PROHIBIDO

tengo 22 años y les contare mi historia de amor una vez conoci a alguien q sin querer me enamore de ella pero era mi prima de parte de mi papa al principio penze que solo era un gusto pero al final termino siendo algo hermozo pero tuve mis errores le fui infiel la primera vez se ...

-Lo Peor de todo, que le sigo queriendo

Hola soy Abi Lo conoci en persona en el 15 de su hermana, ya veníamos hablando varios meses pero no me animaba a encontrarnos. Esa noche sucedió todo, lo empecé a observar y me gusto mucho mas de la cuentan. Se ofreció a llevarme a mi cada después del cumple pero al final por un ...

Deja un comentario